Franz Anton Mesmer y el magnetismo animal (I)

Franz Anton Mesmer es una figura sumamente peculiar en la Historia de la Medicina. Sus nociones de “magnetismo animal”, “flujo de energías” y la concepción de que en definitiva cualquier ser humano puede curar a su prójimo, le valieron tanto aplausos como críticas. La filosofía del mesmerismo es heredera de una larga tradición occidental, el platonismo y el aristotelismo así como concepciones alquimistas medievales hacen de la filosofía del doctor alemán un conjunto ecléctico pero sumamente interesante.

El joven médico alemán

Mesmer nace en Iznag, en lo que actualmente es Suabia (territorio alemán) en 1734. Estudia medicina en la Universidad de Viena y se recibe de médico en 1766. Dejando de lado datos biográficos irrelevantes para este artículo, es destacable el profundo interés de Mesmer por la influencia del cosmos en la salud de los hombres. Así quedan reflejados dichos pensamientos en su tesis en latín “De planetarum influxu in corpus humanum”, el cual estudiaba la influencia de la Luna y los planetas sobre el cuerpo humano y las enfermedades, generando una especie de astrología médica. Esto evidencia de antemano que Mesmer no pensaba como un médico de su época, su pensamiento intentaba traspasar los límites de su tiempo y efectivamente así lo hizo.

Franz Anton Mesmer

Franz Anton Mesmer

El cosmos y nosotros 

El pensamiento de Mesmer estaba basando en la certeza de que existía una íntima conexión entre el hombre y el cosmos. Entre el adentro y el afuera. Según el médico germano, existía un fluido que conectaba y atravesaba a todos los objetos del Universo, incluyendo al hombre. Este fluido generaba una red de conexión, haciendo del Cosmos un todo. Estas redes de flujos permitían el traspaso de energías y que en el hombre actuaban sobre los nervios. Lo dicho por Mesmer  supone una interacción entre los cuerpos inanimados con aquellos animados, unidos por un flujo en común. Las enfermedades según este planteo, son causadas por una mala repartición de este fluido en el cuerpo. Para Mesmer la forma de ordenar ese fluido es a través de un imán.

El magnetismo animal

En 1776 Mesmer experimenta con una paciente. Le hizo beber una preparación que contenía hierro y le sujetó imanes en varias partes de su cuerpo. La mujer afirmó haber experimentado la sensación provocada por el pasaje de una sustancia, una especie de fluido misterioso y que por varias horas se sintió aliviada. Según nuestro amigo Mesmer, los efectos no fueron provocados por el imán, sino que fueron causa de su “magnetismo animal” que fue transmitido al cuerpo de la paciente. Con este hecho el alemán deja los imanes de lado y comienza a usar a su cuerpo como emisor de magnetismo, dejando el “magnetismo mineral” y pasando al “magnetismo animal”

El caso Osterwald

El caso Osterwal fue el más resonante en la carrera de Mesmer. Según parece un tal Osterwald, miembro de la Academia de Baviera, habría sanado casi milagrosamente de una parálisis y de una ceguera totales. Pero el hospital general de Viena rehúsa autentificar esta curación. Es la primera confrontación entre Mesmer y la medicina oficial, la que negará siempre toda legitimidad a sus prácticas. Mesmer parece, sin embargo, obtener resultados. El gran duque de Baviera, Maximiliano José, le invita dos veces a Munich para que exponga su método. Y se vuelve realmente famoso con la curación del barón Horka, que sufría de espasmos en la faringe y a quien ningún médico había podido sanar hasta entonces. Pero en 1775, la Academia de Berlín publica una carta en la que trata al magnetismo de mistificación. De todos modos, Mesmer continúa con sus tratamientos. Sin embargo, después de muchos fracasos y de la continua oposición de los médicos, abandona Viena en 1778 y se instala en Pans. Al año siguiente, la publicación de su Memoria sobre el descubrimiento del magnetismo animal despierta una enorme curiosidad y le asegura el éxito.

Anuncios

Una respuesta a “Franz Anton Mesmer y el magnetismo animal (I)

  1. Pingback: Pseudomedicinas | Annotary·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s