Italia y la orquesta partidaria o la odisea de Bersari

A) LINEAMIENTOS INICIALES

Una cartografía política poco favorable

Parece que la bota itálica no le calza a nadie; o por lo menos nadie se atreve a ponérsela. El casi nonagenario Presidente de la República de Italia, Giorgio Napolitano, con sus 88 años, tiene que transitar por una cartografía política muy poco favorable. Si bien su mandato de 7 años culmina el 15 de mayo próximo, debe pensar a futuro y dejar un gobierno lo más sólido posible para que pueda capear el temporal que vive Europa. Debido a esto, el Presidente le encomendó Luigi Bersani la formación del próximo gabinete de Ministros.

Los límites del mapa político actual están trazados por tres hombres por un lado el archiconocido Silvio Berlusconi (Centro-derecha) por otro Luigi Bersani (Centro-izquierda) y en el medio, navegando en el éter, un anti-sistema que está dentro del sistema, Beppe Grillo (Movimiento 5 Estrellas). Para comprender lo delicado de este panorama hay que analizar cómo quedó configurada la política partidaria de Italia luego de las elecciones del 24 y 25 de febrero de este año. Para sintetizar se podría decir que el futuro gobierno de Italia debe basarse en la coalición y la negociación continua para poder actuarBersani (electo con el 29.5% de los votos) deberá dar clases de magia política porque su tarea, si la logra cumplir, es digna de los más aguerridos titanes griegos. Los 12 trabajos de Hércules son nimiedades en comparación con la fatigosa actividad de Bersari. Este político de 61 años, candidato del Partido Democrático, triunfó en las últimas elecciones pero su triunfo no fue suficiente para asegurarle un gobierno seguro y tranquilo. Por esto vemos a Bersari buscando apoyo político y negociando desesperadamente con un no-lider de un no-partido (Grillo) y con un viejo perro de la política que carga sobre su espalda un grueso número de acusaciones penales (Berlusconi). A lo largo de este artículo intentaré desarrollar las particularidades de este  turbio momento político por el que debe atravesar la legendaria bota.

B) LAS ELECCIONES DE FEBRERO 

La renuncia de Monti o el principio del circo 

Para encontrar las raíces de esta turbulencia política debemos remontarnos hasta diciembre del año pasado. Mario Monti, aún es, aunque virtualmente, el Primer Ministro de Italia (hasta el momento en el que asuma Bersari), ya que dimitió a su cargo el 21 de diciembre. Elegido por Napolitano en 2011 para que conformara un gabiente que pudiese afrontar la dura crisis que azota Europa y a su vez lograr generar el presupuesto 2013. El gobierno de Monti fue catalogado como técnico ya que su principal objetivo era implementar de la mejor manera posible las medidas de austeridad impuestas por la UE. La cuestión es que, a finales del año pasado, un viejo personaje de la escena política italiana, Silvio Berlusconi vuele al ruedo político luego de su renuncia a la presidencia del Consejo de Ministros el 6 de noviembre de 2011. En palabras del propio Berlusconi: “No he echado de menos el Gobierno ni tan sólo un minuto. Vuelvo con desesperación a interesarme de la política, de nuevo, por responsabilidad“, lo cierto es que el regreso de Il Cavaliere fue un terremoto político. Su partido, Pueblo de la Libertad, comenzó a colocar palos en la rueda al gobierno de Monti, haciendo de éste una tarea titánica. El vacío de poder  que dejó la renuncia del Primer Ministro obligó a la prematura celebración de las elecciones generales a finales de febrero de 2013. La nota distintiva de estos comicios es la coalición como arma política, punto que trataré a continuación.

La coalición como arma política 

Podríamos utilizar la metáfora feudalismo político. 58 partidos políticos se presentaron a dichas elecciones, sí leyó bien, ¡58! Tomamos nuestra máquina del tiempo y nos remontamos a la Baja Edad Media, en los tiempos en donde Italia era una colcha de retazos, pues bien, es cierto que la unidad territorial y jurídica de Italia es poco discutible, pero la unidad política está en ciernes. Aparecen en escena partidos tan localistas y poco importantes como Indipendenza per la Sardegna (7.494 es decir 0,02% de los votos) Liga Véneta Republicana (29.696 o el 0,09% de los votos) , que profesa la independencia del Véneto, pasando por partidos tan insignificantes como el Movimiento Naturalista Italiano o Communita’ Lucana que recibieron tan pocos votos que ni siquiera representaron un 0,o1 % de los votos. No es necesario ser un ilustre politólogo para darse cuenta que este panorama no es de los más saludables. En efecto, la fragmentación política es un mal síntoma, y peor aún es que el partido ganador solo lo haya conseguido con apenas un 29,5 % de apoyo electoral. Teniendo este nefasto panorama de cara a las elecciones, varios partidos políticos italianos se agruparon, en función de sus similitudes ideológicas, formando coaliciones a sabiendas que este era el único medio posible para llegar al poder, o a una cuota sustancial de él. Así se formaron cuatro coaliciones para los comisios del 24 y 25 de febrero de 2013. Por un lado, aglutinando a los partidos de centro izquierda, tenemos a Italia Bien Común (Italia. Bene Comunecuyo rostro visible es Luigi Bersari. Haciendo lo mismo pero con los partidos de centro derecha nos encontramos con una coalición liderada por Berlusconi. Por otro lado tenemos a Monti Con Italia (Con Monti per l’Italia) y a Monti como elemento catalizador de centros y liberales. Por último, nos topamos con una coalición de izquierdas llamada Revolución Civil (Rivoluzione Civile) liderada por Antonio Ingroia.   

La pírrica victoria de Bersani 

Como se puede ver, el panorama político italiano pre-electoral no arrojaba muy buenos augurios. Los resultados de los comicios confirmó la profunda fragmentación política que vive Italia. Los datos finales fueron los siguientes:

Votantes: 35.271.540 (75,2% del electorado)

Coalición Italia Bien Común – Luigi Bersani (Partido Democrático): 10.047.507 votos (29,5%)

 Senadores:123
Diputados: 345
                                                                                                                                    
2. Coalición Centro-Derecha – Silvio Berlusconi (El Pueblo de la Libertad): 9.923.100 votos  (29,1 %)

Senadores: 117
Diputados: 125

3.  Movimiento 5 Estrellas – Beppe Grillo: 8.689.168 votos (25,5 %)
Senadores: 54
Diputados: 109

        4. Con Monti por Italia – Mario Monti : 3.591.560 votos (10.5%)
Senadores: 19
Diputados: 47

Con estos datos podemos extraer 3 conclusiones interesantes y que reflejan la realidad política actual de Italia:

A) El candidato favorito, al que las encuestas daban como rotundo ganador, consiguió apenas un 29% de los votos. Por otro lado el regreso de Il Cavaliere (Berlusconi) generó un sismo político. Los votos obtenidos por el presidente del Club Atlético Milán demuestran que su presencia en la política italiana aún está fuerte. Los casi 10 millones de votos que Berlusconi obtuvo significan una enorme piedra en el camino para Bersari. Habrá que negociar. Ahora, ¿qué significan estos datos?, significan que ningún partido italiano posee la adhesión necesaria para conseguir la mayoría en el Parlamento y así lograr construir una fluida gestión. ¿Problemas de representatividad? En efecto, los partidos políticos italianos ya no son creíbles, o por lo menos no lo son para una gran parte del electorado italiano, aquellos que votaron a Beppe Grillo y su política anti-sistémica. Otro dato sustancial para tener en cuenta son las abstenciones y votos en blanco o anulados. Casi un 25% de los ciudadanos italianos se abstuvieron de votar, y de los más de 35 millones que pusieron su voto en las urnas, casi 1.300.000 lo hicieron en blanco o anulado. Números que reflejan un sustancial sentimiento anti-político entre un buen número de italianos.

B) La cámara de diputados está dominada por la centro-izquierda, por lo tanto no es problema para Bersani, el problema radica en el Senado. La coalición de Berlusconi obtuvo apenas 6 senadores menos que Italia Bien Común. Por lo tanto la batalla se librará en los asientos de la Cámara Alta. En toda democracia, el obtener mayoría parlamentaria absoluta es la salvación para todo Ejecutivo. Un gobierno andará sobre ruedas si el partido que triunfa en el Ejecutivo triunfa a su vez en el Parlamento. Cuando esto no sucede, el gobierno de turno tendrá que negociar. Este es el caso italiano, Bersani deberá negociar con las dos principales fuerzas políticas del país para generar un gabinete ministerial.

C) Un gran ganador y un gran perdedor, Grillo y Monti respectivamente. El gran triunfo de los pasados comicios de febrero es el de el Movimiento 5 Estrellas, del que hablaré en las próximas líneas. Y como contra cara, el gran perdedor fue el actual Primer Ministro de Italia, Mario Monti ¿por qué? Monti, como ya dije más arriba, fue puesto en su cargo por Napolitano para que aplicar las medidas de austeridad que provenían de la UE, pues parece que la aplicación de estas medidas le cayeron muy bien a la Unión Europea, pero no tanto a los ciudadanos italianos, que le dieron apenas el 10% de los votos, dejándolo muy lejos de la escena política.

El escenario ya está ubicado, el público ya está ubicado, nos falta conocer a los personajes. ¿Quiénes son los que dirigen la política italiana en estos momentos?

Pier Luigi Bersani talks to the press at the Quirinale presidential palace in Rome

Bersani, el hombre que tiene que negociar

C) LOS ACTORES

Beppe Grillo y la post-política

Beppe Grillo es el no-líder de un no-partido, el “Movimiento 5 estrellas”. Las raíces de este nuevo no-lider están muy alejadas de las cuestiones políticas. Grillo es un cómico y actor italiano cuyo trabajo se desarrolla en el cine, la televisión y el teatro, lugares un poco alejados de la dinámica política y de las urnas. Este alejamiento del terreno político, dejo de serlo cuando en 2007 lanzó la idea de V-Day o Vaffanculo Day (Vaffanculo en español significa “tomar por culo”) El día de tomar por culo consistía en una movilización popular y espontánea para recoger firmas que tenían como objetivo reformar la Ley Electoral. La campaña fue un éxito y lograron  recoger más de 300.000 firmas (6 veces más que el número requerido). Poco a poco Grillo comenzó a meterse en la trama política de Italia, pero siempre desde una postura anti-política partidaria, anti-sistema y anti-corrupción. En 2009 funda su Movimiento 5 Estrellas. Sin adherirse a las corrientes políticas tradicionales (izquierda-centro-derecha), este movimiento, no partido, aboga por agua pública, transporte, desarrollo, conectividad y medio ambiente, siendo estas políticas lo que designan las 5 estrellas. Esta fuerza política no-partidaria, fue la tercera más votada por los italianos. Algunos periodistas y políticos etiquetan al movimiento de Grillo como antipolítico mi opinión es un poco más benevolente y lo coloco dentro del concepto de post-política. La política en la modernidad, por lo menos en Occidente, ha estado signada por la presencia de partidos políticos. Estas organizaciones que tienen como objetivo llegar al poder político mediante el apoyo popular (la definición de Weber sobre partido político es especialmente clarificadora)  se asentaron desde el último tercio del siglo XIX hasta nuestros días como la única forma viable de hacer política y su mecanismo descansa en el principio de resprestatividad. Lo que es lo mismo, sin representatividad no existen  los partidos políticos debido a que esa es su función. Ahora bien, Grillo y su gente se oponen frontalmente al ortodoxia política-partidaria, ellos luchan por una democracia directa, un parlamento puro, sin intemediarios. Grillo encarna pues, el principio rousseauneano de la no-representatividad. La lucha que debe encarar el Movimiento es sumamente peculiar. Es un no-partido que está imbricado en el sistema partidario, ya que, le guste a quien le guste, posee miembros del movimiento en el Parlamento. En resumidas cuentas, el anti-sistema Beppe Grillo está metido en el sistema. Ahora, ya que está en baile Grillo deberá bailar, es decir, deberá adaptarse a las formalidades que se requieren de un partido, poseer un directorio y un plan de gobierno. Por esta razón, durante los primeros días de marzo, los 163 representantes del Movimiento en el Parlamento se reunieron Grillo para delinear el plan de trabajo. Grillo se encuentra en una encrucijada, desea una especie de revolución pero no utiliza su considerable fuerza parlamentaria para lograr un cambio político desde adentro. Las propuestas de los representantes son de carácter local y no tiene vuelo nacional. Eso es una cuestión a superar, ya que si están dentro del Parlamento, deberán votar normas de carácter general (leyes). 

“¿Diputado Di Battista?”. “Qué diputado ni diputado. Soy Alessandro. Llámame ciudadano Alessandro. Como durante la Revolución francesa. Nosotros somos el pueblo y lo que estamos haciendo aquí es la revolución” afirma el parlamentario, miembro del Movimiento de Grillo

¿Cuál es la visión que tiene este Movimiento sobre la política?

“Para mí la política es un servicio. Me siento como si me hubieran hecho un contrato de trabajo temporal: cinco años para cambiar el país. Estamos en guerra: la gente contra la oligarquía. Nuestro virus se va a difundir por Europa”. Continúa Di Battista.

Grillo mantiene una palabra en su boca de forma constante: no. Esta palabra ha sido pronunciada por Grillo tantas veces como Bersari, desesperado le ruega apoyo parlamentario.

“Bersari es un acosador político. Desde hace días está importunando al Movimiento 5 Estrellas con propuestas indecentes, en lugar de dimitir, como en su lugar haría cualquier otro. Ha conseguido incluso perder ganando” publicó Grillo en su blog.

Beppe es un político new wave, 3.0. Desde su blog, que con más de 300.000 entradas diarias es una de las páginas, hizo su campaña y le fue bastante bien. Grillo tiene una legión de parlamentarios que por el momento son independientes, no los usará para conformar la alianza que tanto desea Bersani. Según el líder del M5E, los parlamentarios votarán las leyes que vayan con sus ideas, sin importar qué partido las proponga. El rechazo de Grillo a una alianza con Bersani reside en su visión de la política, todos son iguales, todos son corruptos, esa es la esencia de la visión del Movimiento. Esto explica por qué la portadora del M5E en la Cámara de Diputados Roberta Lombardi, dijo:

“Desde hace 20 años vengo escuchando las mismas palabras y luego no se hace nada”

Tenemos pues, al Movimiento 5 Estrellas atrincherado en su rotunda negativa a negociar con Bersani, provocando un estancamiento de la política italiana y la consolidación de Berlusconi como la única alternativa dispuesta a negociar. El Movimiento se metió en el Sistema pero no quiere ensuciarse en él, no quiere aceptar sus reglas de juego, quiere cambiarlas, pero careciendo de un programa unificado, no teniendo sede, ni consejo ni otros requisitos necesarios para conformar un partido, se le hará muy difícil.

Beppe Grillo

Beppe Grillo en un mitín en Roma durante la campaña electoral

Berlusconi o el retorno de lo mismo 

Por otro lado tenemos a un viejo actor de la escena política italiana que se le está viendo la hilacha. Su mesiánica vuelta a la política por necesidad, oculta evidentes intenciones poco altruistas. Básicamente Berlusconi usará su partido como escudo ante la Justicia. Il Cavaliere tiene en su porvernir dos condenas inminentes, la primera por casos de prostitución de menores (caso Ruby) y la segunda por fraude fiscal (caso Mediastet). ¿Cuál es la estrategia de Berlusconi?, usar a su partido como anillo de poder para protegerse de la Justicia. Y parece que el plan le está saliendo demasiado bien. En la campaña, Il Cavaliere utilizó su arsenal retórico, diciendo lo que el electorado quería escuchar, lanzando mensajes críticos contra Alemania y la política de austeridad. Todo este discurso empapado de promesas imposibles, le granjeo una excelente resultado, quedando a pocos más de 130.000 votos por debajo del centro-izquierdista Bersani consiguiendo una buena cuota en el Senado. ¿Cómo se puede explicar esto? La realidad es que es un misterio para los analistas políticos, pero algunas causas plausibles pueden ser su verborragia, su control sobre los medios de comunicación y su potencia para atraer el voto de la derecha italiana. Así, le pese a quién le pese, Berlusconi está de nuevo en la arena política, las acusaciones en su contra se han silenciado, de momento, y espera paciente que Bersani  negocie con él.

“La posición de la coalición de centroderecha no ha cambiado. Es necesario un gobierno de coalición en el que participen todas las fuerzas. No consideramos que haya otra solución si queremos dar resultados a la situación del país”. Dijo Il Cavaliere, sabiendo que su posición no puede ser mejor. 

Berlusconi senado

Berlusconi en el Senado

Bersani y los malabares políticos 

La victoria de Bersani fue una victoria pírrica, si bien formalmente ganó, materialmente no. Es decir, necesita apoyo extra para poder desarrollar su gestión. Se niega a negociar con Berlusconi y su única alternativa es pactar con el Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo, que le niega rotundamente toda posibilidad de diálogo. El contundente no de Grillo, es un duro golpe para Bersani, que deberá hacer malabares para poder realizar la dura tarea que le encomendó el Presidente Napolitano. En los últimos días de marzo, Bersani ha sido el centro de un frensí de reuniones con los representes de las principales fuerzas. Lo cierto es que el Jueves Santo, Bersani muy a su pesar, le comunica a Napolitano su fracaso en las negociaciones.

“Las condiciones eran inaceptables” dijo con pesar.

El centro-izquierdista se jugó todo a una sola carta, el apoyo de Grillo. Su plan salió mal, y ahora el que deberá negociar es el mismo Napolitano.

D) PERSPECTIVA A FUTURO 

El peligro del vacío del poder

El asunto de primer orden para Italia, y especialmente para Napolitano es dejar la Presidencia con un gobierno armado para que pueda afrontar la crisis. Ante el comunicado del fracaso de las negociaciones de Bersani, Napolitano ha decidido tomar el toro por las astas y poner manos a la obra. El casi nonagenario Presidente de la República, decidió continuar con la tarea que Bersani no pudo lograr.

Aún siendo bastante limitadas mis iniciativas para la formación de un gobierno, puedo hasta el último día de mi mandato crear condiciones favorables para desbloquear la rígida posición de oposición entre las fuerzas parlamentarias” apuntó el Primer Mandatario.

Giorgio Napolitano anunció ayer que convocaría al palacio del Quirinal a “dos grupos restringidos de personalidades” a los que pedirá una lista de los “temas esenciales” que el país tiene que afrontar y sobre los que debe pivotar el acuerdo entre los partidos. “Han de ser temas de carácter institucional y de carácter económico, social y de base europea, un material que sea útil también para la tarea del próximo presidente de la República”

Parece que el labor de Napolitano ha dado sus frutos, y está siendo apoyada por todas las fuerzas políticas, incluso Beppe Grillo parece estar dando señales de conformidad. Lo prioritario ahora es dar una señal de estabilidad institucional, dejando bien atrás el fantasma de la tan temida ingobernabilidad. Dejó bien claro que se mantendrá en el poder hasta que termine su mandato el 15 de mayo de este año, y que el gobierno técnico de Monti sigue en funciones.

“Lo esencial es demostrarnos a nosotros mismos, a Europa y a la comunidad internacional que apreciamos el valor de la estabilidad institucional al mismo nivel que el de la estabilidad financiera. De ambas depende el grado de confianza de nuestro país”, anunció Napolitano.

Napolitano, un presidente en apuros

Napolitano, un presidente en apuros

E) REFLEXIONES FINALES 

Lo que Italia está diciendo 

Italia está gritando una verdad pero ¿cuál es?; básicamente que la austeridad no es bien recibida por los ciudadanos italianos, el tan poco apoyo que recogió Monti en las elecciones es un claro indicio de ésto. Gritan a viva voz, las políticas que están implementando no nos gustan, no sirven y por lo tanto no los votamos. Esto explica por qué movimiento espontáneos y anti-sistema como el de Grillo obtuvieron tamaño apoyo del electorado.

Dice Sitglitz:

“Sí, Europa necesita una reforma estructural, como insisten los defensores de la austeridad. Pero es una reforma en los acuerdos institucionales de la zona del euro, y no las reformas dentro de los países, lo que producirá el mayor impacto. A menos que Europa esté dispuesta a implementar esas reformas, puede tener que dejar morir al euro para salvarse a sí misma.”

Todos los líderes políticos están de acuerdo en que son necesarios cambios, pero todos dentro del lenguaje del euro. La ortodoxia eurisita que aferra a los políticos a una moneda que los está matando de a poco, genera la indignación de los ciudadanos. Y no es para menos. Italia es vocera de la indignación, de la desconfianza en los políticos, los únicos responsables de la crisis. No los queremos, váyanse, no los necesitamos es la filosofía en auge. El renacimiento del principio rouseeauneano de la democracia directa está en boga. Sin intermediarios, sin representantes, acción política pura y directa desde la ciudadanía para la ciudadanía. Gritos de indignación, estos ciudadanos hastiados de tanto dime y direte político, dicen basta, ¿cómo?, no votándolos. El ginebrino estaría muy orgulloso si pudiera ver el espectáculo que se vive hoy en día en Italia. Aunque estos gritos son positivos, la situación de ingobernabilidad por la que está atravesando la bota no es nada positiva. Quizás este período de crisis puede ser aprovechado como oportunidad, oportunidad para el cambio, para lograr una democracia que defienda los intereses de sus ciudadanos y no los de las corporaciones económicas. Italia grita, escuchémosla.

Anuncios

Una respuesta a “Italia y la orquesta partidaria o la odisea de Bersari

  1. Pingback: El globo alfabético | El globo de Gambetta·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s